El desgaste en las bombas hidráulicas

20130422_desgaste-bombasCuliacán, Sinaloa, 10 de abril de 2016 (kurodabombas.com).- El uso constante de cualquier artefacto, herramienta o equipo produce un desgaste natural en el mismo aunque las causas son diversas. A continuación se despliega una breve descripción de las que se presentan con mayor frecuencia en las bombas hidráulicas.

 

Oxidación del fluido. Se acelera por operación extendida a altas temperaturas conformando fluidos que a su vez forman ácidos debido a la oxidación.

El desgaste abrasivo. Surge cuando el metal se corta por el roce constante con partículas duras o una superficie áspera.  Se puede disminuir este tipo de desgaste removiendo los restos de material visibles antes de iniciar el trabajo.

La incorrecta o insuficiente lubricación.
Muchos componentes en el pistón están en contacto deslizante. Este desgaste por deslizamiento incide en el rendimiento del plato y del eje del pistón al propiciar que aumenten las fugas de fluidos menos viscosos, reduciendo drásticamente el rendimiento de la bomba en general.

Sobre-presurización.
Cuando se somete a una bomba hidráulica a presiones de operación más altas a las que ha sido diseñada, lo que además puede causar fallas de componentes.

Desgaste adhesivo. Ocurre cuando las asperezas de la superficie se someten a contacto deslizante bajo una carga y si además es el calor es excesivo, se formarán microsoldaduras en la superficie.

Desgaste corrosivo. Lo generan ataques electroquímicos al metal ocasionados por la condensación del agua en la humedad del ambiente, vapores corrosivos en la atmósfera, procesamiento de químicos corrosivos como los refrigerantes y limpiadores, presencia de ácidos de descomposición o exposición a metales activos.

Desgaste por fatiga. Si el esfuerzo aplicado en áreas de contacto pequeñas es mayor al esfuerzo de fluencia del material, el proceso es acompañado de calor por fricción y flujo plástico del material que generan la fatiga.

Desgaste por erosión. Se forman o impregnan partículas de líquido en la superficie.

Desgaste por cavitación.
Ésta se presenta cuando las burbujas de vapor, llamadas cavidades, pasan de la zona de aspiración a la zona de impulsión (bomba), donde son comprimidas bruscamente bajo presiones dinámicas muy elevadas. Al explotar arrancan micropartículas del cuerpo de la bomba, dando lugar a su deterioro, a un deficiente suministro del fluido y a un envejecimiento acelerado de la bomba, con pérdida de su capacidad de bombeo (caudal) y subida de presión.

Deja un comentario